Entradas

Manifiesto por una ecología integral

Hay múltiples razones para conservar la naturaleza. Muchos enfoques que parten de visiones de la misma naturaleza y del ser humano en ella que en algunos casos son difíciles de reconciliar. Desde una visión exclusivamente centrada en el interés humano (razones económicas, de salud o de consideración de las generaciones futuras) hasta otras más biocéntricas, incluyendo la consideración moral de distintas comunidades o especies.

Inicio este blog con una breve síntesis de lo que considero notas relevantes de una visión integral de la ética ambiental. Utilizaré el término ecología no su acepción científica, como una disciplina experimental más, sino más bien en su sentido coloquial, que designa al interés por el cuidado del ambiente. Cuando hablo entonces de ecología integral, me refiero a un enfoque del cuidado ambiental que tenga en cuenta una cierta visión del ser humano y de la naturaleza. En mi opinión, esa visión integral debería apoyarse en estos principios:

1. La conservación de …

La ecología del aplauso

Imagen
No sé de dónde vino la idea, ni quien la propuso. Supongo que será una de esas iniciativas que han pasado de una ocurrencia anodina a un hecho social sin precedentes. Todos los días, a las 20 h., salimos con entusiasmo a aplaudir a las personas que cuidan de nosotros en este periodo de confinamiento. Parecemos emerger de las catacumbas, de unas viviendas que parecen vacías pero no lo están, de unos seres humanos que se encierran en sí mismos, pero que se abren a los demás. Es la respuesta a una enfermedad que nos obliga a separarnos; decimos con un gesto tan sencillo como salir a aplaudir a quienes velan ahora por nosotros: no puedo estar contigo, pero me gustaría abrazarte, acompañarte, cuidarte a tí también. Estoy aquí aplaudiendo porque es lo que puedo hacer, para que sepas que no estás solo, tampoco tu que sufres en silencio la soledad, tampoco tu que sientes los efectos de una enfermedad traidora, tampoco tu que parece que importas poco, pero no es así, todos importamos, todos es…

La Naturaleza también llora por el coronavirus

Imagen
Entre los muchísimos mensajes que me están llegando estos días, me ha preocupado especialmente alguno que hace referencia a la supuesta felicidad que generaría nuestro encierro a los demas seres vivos. Ya sé que es una broma, pero me parece de poco buen gusto, y sobre todo me preocupa que me lo haya enviado alguien que tiene una genuina preocupación ambiental.
En la primera entrada de este blog, y en su propio título, indico que la ecología solo será parte de nuestra vida si la entendemos de modo integral y, sobre todo, si nos entendemos nosotros, los seres humanos, como parte de la ecología. La naturaleza es nuestra casa, una casa que compartimos con los demás seres vivos. Me parece muy significativo que el cuidado de la casa común sea el subtítulo de la encíclica del papa Francisco Laudato si, una de las reflexiones más lúcidas sobre la cuestión ecológica
No debemos estar por encima de la naturaleza, dominandola y destruyéndola, pero tampoco debemos estar al margen de la misma. Si n…

La huella de carbono

Imagen
Llevamos varios meses trabajando en la cátedra de ética ambiental "Fundación Tatiana - Universidad de Alcalá" en la construcción de un observatorio virtual de la huella de carbono. Pretendemos facilitar al ciudadano información científica sobre el impacto en términos de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de distintos productos que consume o actividades que realiza. Diversos autores relacionan el compromiso ambiental, tan necesario para que puedan producirse transformaciones significativas en nuestra actitud hacia este problema, con tres elementos: querer, saber y poder. Si queremos, seguramente podremos hacer algo al respecto, cada uno en sus circunstancias cotidianas. Saber implica conocer el problema y entender su relevancia, pero también apreciar las implicaciones que tiene en la vida cotidiana. Con cierta frecuencia asociamos la mitigación del cambio climático a la acción de los gobiernos y corporaciones, pero no hemos de perder de vista que en torno al 70% d…

Cuaresma y conversión ecológica

Imagen
El próximo miércoles, los cristianos iniciamos un periodo litúrgico de gran significado espiritual. La Cuaresma representa un camino hacia la purificación interior, en preparación de la celebración de los grandes Misterios de la Pasión y Resurrección de Jesús que tendrán lugar en la Semana Santa. Ese camino de purificación se conoce tradicionalmente en la Iglesia como conversión. Esta palabra procede del latín "convertĕre", que significa etimológicamente dar un giro, cambiar. Pero se trata de un cambio profundo, no de una pequeña desviación. Por eso, la palabra conversión se ha empleado principalmente para indicar transformaciones vitales, tales como la de San Pablo (de perseguidor de los cristianos a difusor del Evangelio), y la de una larga lista de personas que pasaron de una postura indiferente o marcadamente antireligiosa a abrazar un hondo sentido del cristianismo: desde San Agustín en el s. V hasta Charles de Foucauld en el XX, y los innumerables conversos anónimos de…

Eutanasia y Ecología integral

Imagen
En la primera entrada de este blog presentaba un manifiesto de lo que entiendo es una ecología integral, esto es un enfoque ambiental que tenga en cuenta todas las dimensiones de nuestra relación con el entorno y con nosotros mismos. Indicaba que el ser humano debe considerarse parte de la naturaleza, no algo externo a ella. Esto es evidente desde el punto de vista biológico, pero también del afectivo y espiritual.
Ahora bien, si somos parte de la naturaleza deberíamos de seguir sus propias leyes, las que afectan a nuestra dimensión animal, sin duda, y como criterio moral las que nos indican nuestro estado natural, que en el fondo es seguir aquel para lo que la naturaleza nos ha preparado mejor. Este es un criterio moral que vale tanto para no creyentes, como para creyentes, ya que el estado natural coincide con el designio de Dios, con el modo con el que ha querido crearnos. Por eso, estoy convencido que el ser humano debería vivir acorde con los principios de buen funcionamiento na…

Ya está pasando...

Imagen
Las evidencias sobre la existencia del cambio climático y su origen antrópico son ya demasiado claras para ignorarlas, aunque siga habiendo quienes piensen lo contrario. Desde el punto de vista científico, el consenso es bastante claro, y muy pocas las voces discordantes. Las incertidumbres son mayores cuando hablamos de los efectos, en los que priman las salidas de los modelos físico-matemáticos -muy complejos y con aspectos todavía poco conocidos- y naturalmente el escenario de emisiones que finalmente decidamos seguir. Por esa razón, me parece que tenemos que poner el acento en un principio de precaución, que nos lleve a tomar medidas drásticas para frener los impactos potenciales del calentamiento del sistema climático, aunque no tengamos una certeza completa sobre sus efectos futuros.
Lo más preocupante de esta situación, en donde todavía algunos siguen discutiendo sobre la misma existencia del fenómeno, es que algunos de esos efectos ya se están empezando a observar. Lo que algu…