Entradas

Manifiesto por una ecología integral

Hay múltiples razones para conservar la naturaleza. Muchos enfoques que parten de visiones de la misma naturaleza y del ser humano en ella que en algunos casos son difíciles de reconciliar. Desde una visión exclusivamente centrada en el interés humano (razones económicas, de salud o de consideración de las generaciones futuras) hasta otras más biocéntricas, incluyendo la consideración moral de distintas comunidades o especies.

Inicio este blog con una breve síntesis de lo que considero notas relevantes de una visión integral de la ética ambiental. Utilizaré el término ecología no su acepción científica, como una disciplina experimental más, sino más bien en su sentido coloquial, que designa al interés por el cuidado del ambiente. Cuando hablo entonces de ecología integral, me refiero a un enfoque del cuidado ambiental que tenga en cuenta una cierta visión del ser humano y de la naturaleza. En mi opinión, esa visión integral debería apoyarse en estos principios:

1. La conservación de …

Libertad y compromiso ambiental

Imagen
He tenido hace poco dos conversaciones con diferentes amigos sobre temas ambientales que me han hecho pensar sobre cómo se transmiten los problemas ambientales y, particularmente, sobre cómo ofrecer un mensaje que aliente a la acción personal. Para uno de ellos, la gravedad de las cuestiones ambientales requería tomar decisiones drásticas, de obligado cumplimiento y, por tanto, solo accesibles a quien ostenta el poder ("la responsabilidad es del gobierno", me decía). Para el otro, no pueden presentarse los problemas ambientales como excusa para limitar las libertades, porque las incertidumbres sobre los mismos hacen injustificado plantear cualquier recorte de derechos fundamentales. Creo que ambos tienen una parte de razón y otra que les complementa. Por un lado, ciertamente la gravedad de los problemas ambientales nos compele a la acción, pues aunque existan todavía incertidumbres, un elemental principio de precaución debería llevarnos a tomar decisiones sin esperar a que l…

Tópicos y realidades en política ambiental

Imagen
Hace unas semanas incluí una entrada sobre la necesidad de liberar a la política ambiental de sesgos ideológicos, ya que la conservación de la naturaleza debería ser tarea de todos, sin distinción de opiniones sociales, culturales o religiosas. Muchas personas en medio de la creciente polarización de las opciones políticas tienden a rechazar compromisos ambientales porque los consideran parte de una visión que no comparten, asumiendo que cualquier propuesta que venga de quien no está "en su bando" es, por ese motivo, rechazable. En pocas palabras, en lugar de preguntarse por la verdad o el bien que llevan consigo las propuestas que hace una persona, sea del partido que sea, se fijan solo en su adscripción para aceptarlas o rechazarlas. Es lo que conocían los clásicos como argumentos "ad hominen", una forma falaz de discutir en el que se invalida las razones que da una persona acusándola de poseer una característica que se considera rechazable. Así no hay manera ho…

Paz, Pobreza, Ecología

Imagen
Escribo esta entrada el día de San Francisco de Asis, nombrado patrón de la ecología por Juan Pablo II. Para muchas personas, creyentes y no creyentes, la visión y el ejemplo de vida de San Francisco es una luz que estimula, que permite imaginar otro tipo de relación con las demás personas y con el resto de los seres vivos. No es casualidad que se unan en la misma persona tres dimensiones ahora más valoradas, y quizá a la vez más olvidadas, que nunca: la paz, la pobreza y la sintonia con las criaturas. Precisamente hoy presenta el papa Francisco su segunda encíclica solo escrita por él (como es sabido la Lumen Fidei, la escribió en colaboración con Benedicto XVI). La denomina Fratelli Tutti, y al igual que la Laudato si, está inspirada por el santo de Asis. De hecho, ha sido presentada precisamente en esta pequeña localidad italiana.
¿Qué tiene que ver la paz, la pobreza y la ecología? ¿por qué confluyen en una figura tan extraordinaria como San Francisco? En mi opinión, porque se trat…

Política ideológica y política ecológica

Imagen
Hace poco tuve la suerte de visitar Doñana, además con la enorme suerte de hacerlo con un magnífico conocedor del parque. No hay nada como visitar algún lugar con gente que realmente lo conoce y lo quiere: uno descubre cosas que solo no habría visto nunca ni entendido nunca. Una de las que me llamó la atención era descubrir las rutinas de las hormigas, quizá uno de los animales mas sociales que existen. De hecho, uno de los fundadores de la socio-biología, Edward Wilson, inició sus estudios como mirmecólogo. Es curioso observar como unos animales tan vulnerables son capaces de hacer tantas cosas gracias a que colaboran entre sí, cada una "sabe" lo que tiene que hacer, y desempeña su trabajo con bastante eficacia, asumiendo -si puedo hablar así- que las demás harán su trabajo en beneficio de todas. Me viene esto a la cabeza cuando contemplo, con bastante desilusión, la falta de cooperación entre nuestros políticos para resolver juntos los problemas que está creando la pandemi…

Inercia y emergencia climática

Imagen
Hablaba hace unos días con un amigo de la situación de emergencia sanitaria en que vivimos y acabamos derivando hacia la aplicación de este término al problema del cambio climático, que se ha venido usando profusamente en los últimos meses. Vaya por delante que el término me produce bastante preocupación, por un lado porque el ser humano no puede vivir en situación de emergencia permanente. La emergencia, casi por definición, es algo súbito, ante lo que se toman medidas inmediatas y, si el tema es suficientemente serio, drásticas, aunque impliquen consecuencias de gran calado. Eso es lo que ha ocurrido con el confinamientto por el Covid-19. Claro está que mantener esa tensión durante mucho tiempo es prácticamente imposible, de ahí que veamos ahora las consecuencias del relajamiento previsible.Aplicar el término emergencia al problema del cambio climático me parece inapropiado porque, por un lado, no se corresponde con la prioridad que le dan quienes con tan frecuencia utilizan este t…

¿Por qué cambiamos? Ideas para fomentar la conversión ecológica (II)

Imagen
En mi última entrada hacía referencia a la importancia de proponernos compromisos que impliquen un cambio significativo en alguno de nuestros impactos ambientales. Entre los tres tipos de comportamientos que indicaba en mi ultima entrada: comportamientos restrictivos, eficientes y opciones tecnológicas, parece razonable empezar por aquellos que supongan menor esfuerzo y tengan mayor impacto sobre el impacto que nos gustaría reducir: huella hídrica, de carbono, uso de plásticos u otros materiales dañinos, etc. La curva del compromiso se alimenta con la experiencia de haber conseguido los objetivos propuestos, asi que empezar por lo sencillo es de sentido común, sobre todo si la mejora es significativa.Cuando se incrementa el esfuezo necesario para cambiar un determinado hábito, también debería incrementarse el grado de convencimiento y eso supone basar nuestra decisión en valores más profundos, aquellos que responden a nuestras motivaciones más arraigadas. Pero también puede verse el …