Entradas

Manifiesto por una ecología integral

Hay múltiples razones para conservar la naturaleza. Muchos enfoques que parten de visiones de la misma naturaleza y del ser humano en ella que en algunos casos son difíciles de reconciliar. Desde una visión exclusivamente centrada en el interés humano (razones económicas, de salud o de consideración de las generaciones futuras) hasta otras más biocéntricas, incluyendo la consideración moral de distintas comunidades o especies. Inicio este blog con una breve síntesis de lo que considero notas relevantes de una visión integral de la ética ambiental. Utilizaré el término ecología no su acepción científica, como una disciplina experimental más, sino más bien en su sentido coloquial, que designa al interés por el cuidado del ambiente. Cuando hablo entonces de ecología integral, me refiero a un enfoque del cuidado ambiental que tenga en cuenta una cierta visión del ser humano y de la naturaleza. En mi opinión, esa visión integral debería apoyarse en estos principios: 1. La conservación

Retos para una economía sostenible

Imagen
Nos encontramos en medio de una crisis social y económica inédita desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, que -pese a la aparición reciente de las vacunas- todavía plantea muchas incertidumbres. Superar esta crisis va a requerir un enorme esfuerzo de imaginación y solidaridad colectiva, que va mucho más allá de las ayudas que los distintos países -y la Unión Europea en su conjunto- están inyectando en el sector productivo. Es una crisis, pero como bien dicen los más optimistas, de una crisis también puede derivarse una oportunidad, un medio para alumbrar una nueva forma de organizar la sociedad y la economía. El modelo individualista, guíado por la búsqueda del beneficio y el consumo desenfrenado, que ha primado en las economías occidentales, está agotado. No es sostenible ni ambiental ni socialmente, pues genera grandes injusticias y desequilibrios en el sistema terrestre que amenazan con colapsarlo. Ahora que tenemos que reiniciar la economía es una magnífica oportunidad para hace

Ecología de la vida

Imagen
 Parece casi una obviedad hablar de ecología de la vida, pues lo primero que nos viene a la cabeza entre quienes procuramos cuidar la Naturaleza es precisamente el respeto por la vida, por todas las formas de vida, pues todas son valiosas. Sin embargo, parece necesario recordarlo con frecuencia: la primera y más rapical forma de cuidar la naturaleza es cuidar la vida. Es muy llamativo entonces que haya tantas personas que no vean incompatible el cuidado de la naturaleza con el menosprecio a la vida humana, hasta el punto de legalizar su eliminación. Precisamente en ese momento, en donde el gobierno de nuestro país se jacta de adoptar un enfoque ecológico en su gestión -ahora no voy a tratar si este enfoque se manifesta eficazmente en la práctica o no-, se aprueba por ese mismo gobierno, con apoyo de otros grupos que en el pasado manifestaron muy poco respeto a la vida humana, una ley que permite legalizar la muerte de las personas más vulnerables.  Se viste de otros argumentos "hu

¿En qué emitimos más gases de efecto invernadero?

Imagen
 Como es bien sabido, las emisiones antrópicas de gases de efecto invernadero (GEI) suponen la causa principal del actual cambio climático. Por tanto, reducirlas es la prioridad para cualquier política efectiva de mitigación del problema. El acuerdo de Paris, lamentablemente, no estableció límites concretos de emisión por países, dejando a acuerdos posteriores -o a la buena voluntad de los estados firmantes- establecer compromisos vinculantes que permitieran evitar el techo de calentamiento global que se fijó en 2º. Ni las decisiones de la mayor parte de los grandes emisores en política energética, ni las inversiones de transferencia de tecnología previstas en ese acuerdo se están cumpliendo. Solo la pandemia del COVID-19 ha sido capaz de frenar el ritmo de crecimiento, situando los valores de este año en cifras similares a los de 2006. Queda, por tanto, mucho por hacer para que podamos reducirlas al 50% en solo 10 años, como se ha marcado la Unión Europea, y mucho más para que se cons

Algunos impactos ambientales de la pandemia

Imagen
He leído estos días un artículo interesante sobre los impactos ambientales de la pandemia , que me gustaría compartir con los lectores del blog. Aunque el artículo está centrado en EE.UU. y todavía es pronto para evaluar completamente esos efectos, creo que las reflexiones que hacen los autores pueden resultar interesantes para quienes quieran tener una visión un poco más amplia de los efectos del COVID-19. El artículo de Mulvaney y colaboradores se centra en energía y medio ambiente. Comienzan indicando  los efectos ambientales positivos de la pandemia, como la reducción de la contaminación urbana y las emisiones de gases de efecto invernadero. De hecho, citando fuentes del gobierno indio, la polución urbana en la capital del país descendió a los niveles más bajos registrados en los últimos 40 años, a la vez que la agencia americana de medio ambiente (EPA) registraba los menores valores de contaminación aérea desde su origen en los años 80. Las emisiones de GEI descendieron un 6% dura

Educación y política ecológica

Imagen
Hace unas semanas hacía una entrada sobre la conveniencia de que nuestros políticos aprendieran de la colaboración que la Naturaleza nos muestra entre las mismas o distintas especies, para conseguir un objetivo común. Veo con pena que, lejos de mejorar en esa colaboración entre personas de distintas visiones, sigue imperando en nuestro país la imposición sobre el diálogo, la opción por la mayoría obcecada en imponer su ideario, frente a la colaboración y el consenso. Tomar decisiones mediante consenso es muy complicado, pero es la única forma de que las reformas tengan continuidad y calado. Así ocurrió a fines de los 70 con nuestra constitución, y así ocurre con cualquier acuerdo que quiera permanecer más allá de un periodo electoral. Me comentaba un amigo que pasó varios años trabajando en un parque natural de EE.UU., que incluía una reserva india, que las decisiones en esas comunidades se tomaban entre los líderes de las distintas tribus siempre por consenso, durara lo que durara la

El programa europeo "Green Deal"

En 1933 el entonces presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt lanzó un ambicioso programa de recuperación económica llamado "New Deal" ("nuevo acuerdo" podríamos traducir libremente), que pretendía acabar con la peor recesión económica y social de la historia de este país. Tras la Gran Depresión de 1929, las políticas del presidente Roosevelt permitieron primero paliar los peores impactos de la crisis y luego facilitar la recuperación del país, hasta alcanzar, en apenas 10 años, ya durante el desarrollo de la II Guerra Mundial, la categoría de primera potencia mundial. Imitando el nombre y también el espíritu de aquella legislación, la Comisión Europea que preside la alemana Ursula von der Leyen, lanzó a finales de 2019 un ambicioso programa de regeneración económica y social llamado "European Green Deal". Ahora más que nunca es preciso poner en primera linea ese plan que pretendía diseñar un nuevo modelo de crecimiento económico, respetuoso con el a