Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2019

A proposito del sínodo de la Amazonia

Comparto con vosotros el vídeo de una reciente entrevista a la que me invitaron en 13TV. Es un comentario sobre las relaciones entre nuestra relación con la naturaleza y la fe católica, con motivo del sínodo de obispos sobre la Amazonia, celebrado recientemente en el Vaticano.

"El coche eléctrico es carísimo" y otras simplezas de los politicos

Imagen
No sé si os pasa a vosotros pero a mi cada vez me ocurre más a menudo que cuando lees en los medios de algún tema que conoces más o menos de primera mano, te quedas perplejo con las afirmaciones que se hacen, en algunos casos mezclando realidad e imaginación. Estos días he tenido esa reacción al leer en los titulares de varios periódicos nacionales las declaraciones sobre el coste del coche eléctrico, nada más y nada menos que del director general de la DGT, Pere Navarro. Así se entrecomillaban:"Cometimos el error de vender un producto que no teníamos en la estantería, no tenemos dónde enchufarlo y el precio es carísimo. Nos equivocamos todos". Vaya, eso sí que es apoyar la línea estrégica del gobierno sobre mitigación del cambio climático en el que supuestamente se incluye este señor. Que esta afirmación tan tajante la haga el presidente de Repsol o de CEPSA podria extrañar a pocos, pero que la haga alguien que debe tener los datos más actualizados sobre un sector tan es

El compromiso ambiental de los científicos

Imagen
He enlazado en las últimas dos semanas dos congresos de mi especialidad, uno en España y otro en Italia. Aunque no directamente dedicados con el cambio climático, ambos trataban esta temática, y me consta que los organizadores conocen la base científica y la seriedad del problema. Sin embargo, en ninguno de los dos se habían incluido medidas de cierto calado que redujeran la huella ambiental del evento. En ambos tuvimos vasos, tenedores y platos de plástico, comida o bebida sin aparente certificación ambiental, material del congreso perfectamente prescindible (bolsas, folletos o incluso libro de actas, unos cientos de kilos de papel sin necesidad aparente). Obviamente, no quiero aquí criticar a mis colegas que pusieron tanto esfuerzo y cariño por organizar eventos que tuvieran la calidad científica y la razonable comodidad que esperan quienes participamos en este tipo de congresos. Me parece que se trata de un fenómeno más extendido, y por eso lo traigo aquí. Creo que buena parte d