Ya está pasando...

Las evidencias sobre la existencia del cambio climático y su origen antrópico son ya demasiado claras para ignorarlas, aunque siga habiendo quienes piensen lo contrario. Desde el punto de vista científico, el consenso es bastante claro, y muy pocas las voces discordantes. Las incertidumbres son mayores cuando hablamos de los efectos, en los que priman las salidas de los modelos físico-matemáticos -muy complejos y con aspectos todavía poco conocidos- y naturalmente el escenario de emisiones que finalmente decidamos seguir. Por esa razón, me parece que tenemos que poner el acento en un principio de precaución, que nos lleve a tomar medidas drásticas para frener los impactos potenciales del calentamiento del sistema climático, aunque no tengamos una certeza completa sobre sus efectos futuros.
Lo más preocupante de esta situación, en donde todavía algunos siguen discutiendo sobre la misma existencia del fenómeno, es que algunos de esos efectos ya se están empezando a observar. Lo que algunos modelos indicaban para un escenario futuro, en algunos casos de varias décadas, ya está pasando. Pongo dos ejemplos recientes: los incendios de Australia y las inundaciones provocadas por la tormenta Gloria en el Delta del Ebro. En cuanto a los primeros, las condiciones de las quemas en el Sureste del país son absolutamente anómalas: nunca se habían registrado incendios de tal magnitud en esa zona del país, como resultado de la acumulación de condiciones climáticas y meteorológicas extremas (sequía prolongada, temperaturas altísimas, vientos, etc.). La única virtud de las autoridades australianas ha sido evitar una mortandad elevada, gracias a los mecanismos de protección civil y a la mayor preparación ante el riesgo de la población local. Aquí no vale decir que "siempre ha habido" este tipo de fenómenos. No es cierto.
El segundo ejemplo es más cercano a nosotros. Les recomiendo que vean este vídeo de uno de nuestros modeladores del clima mas reconocido internacionalmente, Francisco Doblas, director del departamento de Ciencias de la Tierra del centro de supercomputación de Barcelona. Es una charla TEDx que dio hace 2 años en Rivas Vacia Madrid.

Vean la charla completa, apenas doce minutos, porque es muy didáctica e informativa, pero presten especial atención al minuto 9, cuando indica como posible escenario futuro (indica 2050) la inundación casi completa del Delta del Ebro como consecuencia de la interacción entre una fuerte  tormenta de costa y la subida del nivel del mar. Está hablando de algo que podría ocurrir en el 2050 y que ha ocurrido a inicios del 2020!!
Mientras, hay gente que sigue pensando que todo esto es ideología, exageraciones, catastrofismos, y seguimos haciendo las mismas cosas. No parece muy razonable, ni en consideración de nuestros descendientes, ni de nosotros mismos, que ya estamos viendo algunas de las consecuencias que marcan los escenarios futuros. La lucidez y el sentido común no deberían necesitar asomarse al abismo, mucho mejor cambiar antes de llegar al mismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Manifiesto por una ecología integral

Falacias sobre los coches eléctricos (1): emisiones

Despolitizar el Cambio Climático