Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2020

Libertad y compromiso ambiental

Imagen
He tenido hace poco dos conversaciones con diferentes amigos sobre temas ambientales que me han hecho pensar sobre cómo se transmiten los problemas ambientales y, particularmente, sobre cómo ofrecer un mensaje que aliente a la acción personal. Para uno de ellos, la gravedad de las cuestiones ambientales requería tomar decisiones drásticas, de obligado cumplimiento y, por tanto, solo accesibles a quien ostenta el poder ("la responsabilidad es del gobierno", me decía). Para el otro, no pueden presentarse los problemas ambientales como excusa para limitar las libertades, porque las incertidumbres sobre los mismos hacen injustificado plantear cualquier recorte de derechos fundamentales.  Creo que ambos tienen una parte de razón y otra que les complementa. Por un lado, ciertamente la gravedad de los problemas ambientales nos compele a la acción, pues aunque existan todavía incertidumbres, un elemental principio de precaución debería llevarnos a tomar decisiones sin esperar a que l

Tópicos y realidades en política ambiental

Imagen
 Hace unas semanas incluí una entrada sobre la necesidad de liberar a la política ambiental de sesgos ideológicos , ya que la conservación de la naturaleza debería ser tarea de todos, sin distinción de opiniones sociales, culturales o religiosas. Muchas personas en medio de la creciente polarización de las opciones políticas tienden a rechazar compromisos ambientales porque los consideran parte de una visión que no comparten, asumiendo que cualquier propuesta que venga de quien no está "en su bando" es, por ese motivo, rechazable. En pocas palabras, en lugar de preguntarse por la verdad o el bien que llevan consigo las propuestas que hace una persona, sea del partido que sea, se fijan solo en su adscripción para aceptarlas o rechazarlas. Es lo que conocían los clásicos como argumentos "ad hominen", una forma falaz de discutir en el que se invalida las razones que da una persona acusándola de poseer una característica que se considera rechazable. Así no hay manera ho

Paz, Pobreza, Ecología

Imagen
Escribo esta entrada el día de San Francisco de Asis, nombrado patrón de la ecología por Juan Pablo II. Para muchas personas, creyentes y no creyentes, la visión y el ejemplo de vida de San Francisco es una luz que estimula, que permite imaginar otro tipo de relación con las demás personas y con el resto de los seres vivos. No es casualidad que se unan en la misma persona tres dimensiones ahora más valoradas, y quizá a la vez más olvidadas, que nunca: la paz, la pobreza y la sintonia con las criaturas. Precisamente hoy presenta el papa Francisco su segunda encíclica solo escrita por él (como es sabido la Lumen Fidei, la escribió en colaboración con Benedicto XVI). La denomina Fratelli Tutti , y al igual que la Laudato si , está inspirada por el santo de Asis. De hecho, ha sido presentada precisamente en esta pequeña localidad italiana. ¿Qué tiene que ver la paz, la pobreza y la ecología? ¿por qué confluyen en una figura tan extraordinaria como San Francisco? En mi opinión, porque se t